ALCANZANDO AL DESTINO - Anthony fic - Prólogo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ALCANZANDO AL DESTINO - Anthony fic - Prólogo

Mensaje por Meichan el Lun Sep 17, 2012 10:37 pm

ALCANZANDO AL DESTINO

PRÓLOGO

Vuelvo

Quiero creer que estoy volviendo
Con mi peor y mi mejor historia
Conozco este camino de memoria
Pero igual me sorprendo

Hay tanto siempre que no llega nunca
Tanta osadía, tanta paz dispersa
Tanta luz que era sombra y viceversa
Y tanta vida trunca

En qué momento consiguió la gente
Abrir de nuevo lo que no se olvida
La madriguera linda que es la vida
Culpable o inocente

Propios y ajenos vienen en mi ayuda
Preguntan las preguntas que uno sueña
Cruzo silbando por el santo y seña
Y el puente de la duda

Me fui menos mortal de lo que vengo
Ustedes estuvieron / yo no estuve
Por eso en este cielo hay una nube
Y es todo lo que tengo

Tira y afloja entre lo que se añora
Y el fuego propio y la ceniza ajena
Y el entusiasmo pobre y la condena
Que no nos sirve ahora
Vuelvo de buen talante y buena gana
Se fueron las arrugas de mi ceño
Por fin puedo creer en lo que sueño
Estoy en mi ventana

Nosotros mantuvimos nuestras voces
Ustedes van curando sus heridas
Empiezo a comprender las bienvenidas
Mejor que los adioses

Vuelvo con la esperanza abrumadora
Y los fantasmas que llevé conmigo
Y el arrabal de todos y el amigo
Que estaba y no está ahora

Todos estamos rotos pero enteros
Diezmados por perdones y resabios
Un poco más gastados y más sabios
Más viejos y sinceros

Vuelvo sin duelo y ha llovido tanto
En mi ausencia, en mis calles, en mi mundo
Que me pierdo en los nombres y confundo
La lluvia con el llanto

Vuelvo / Quiero creer que estoy volviendo
Con mi peor y mi mejor historia
Conozco este camino de memoria
Pero igual me sorprendo

(Mario Benedetti)

En algunos momentos de la vida, existen pequeñas o enormes desviaciones de lo que sabemos o creemos que es nuestro destino seguro, de ese lugar al que llamamos paz o felicidad pero, son nuestros pasos a veces inseguros los que nos van llevando a ciertos eventos que nos van forjando el alma, para que una vez escalada esa empinada montaña, lleguemos a la cima y eso que llamamos felicidad sea bien apreciada. Aquellos que nacen con mucha luz en sus corazones son quienes tienen más pruebas que pasar porque pareciera que la sabiduría de varias vidas ya la llevan impresa en sus almas y la fortaleza de su espíritu, así como el oro bajo el fuego, se va forjando hasta brillar como el más precioso de los diamantes.

La vida es así, en mayor o menor medida todos pasan por ese proceso. Y existen dos personas en este mundo que más que nadie han llevado a cabo dicha misión y bien cumplida por cierto; se podrán algún día juntar todas las cuotas pagadas en sus vidas para llegar a esa cima de paz bien merecida? O cuántas cuotas más tendrán que pagar?

Dos hermosas almas que cruelmente fueron separadas ante un abismo de muerte y completo olvido, una por creer irremediablemente perdido a su ser más amado y la otra vagando sin cesar después de aquella caída de caballo, errante y sin rumbo fijo, tratando de hacerse una vida y con la esperanza de recordar lo que años atrás había olvidado.

Una de ellas, viviendo en la ciudad de Chicago, sintiéndose feliz a pesar de las circunstancias tan adversas en su vida, con el anhelante sueño de tener lo que siempre quiso, un hogar: La paz de esa persona amada que le brindara un hogar lleno de paz y sueños pero no por eso dependiente de que eso a su vida llegara para ser feliz. Esa alma dulce y fuerte a la vez, viviendo su misión al cuidado de las personas y que dentro de poco emprenderá una nueva misión que sin saberlo, la llevará a revivir la esperanza y el anhelo, a encontrar lo que se creía para siempre perdido.

En un lugar más escondido, en un pequeño pueblo, donde la naturaleza se manifiesta hermosa y majestuosa, está este otro corazón, que se siente contento por forjarse por sí solo un camino, respira hondo observando el verde paisaje y se siente satisfecho, feliz pese a que una gran sombra de incertidumbre y vacío lo rodea, algún día alcanzaría su destino, pensaba, cuando volviera a estar plenamente consciente de sí mismo. Un corazón lleno de bondad y de nobleza, de madurez y de valentía que aún con tantas circunstancias tan extrañas en su vida se mantenía de pie con amor a la vida.

Vuelvo / Quiero creer que estoy volviendo
Con mi peor y mi mejor historia
Conozco este camino de memoria
Pero igual me sorprendo

La joven de ojos verdes, en su lindo traje blanco de enfermera, se encontraba en esos momentos atendiendo a un pequeño paciente que había caído de un árbol y tenía lastimado su brazo, no es difícil imaginar los graciosos gestos que le hacía para que dejara de llorar y al no tener éxito le obsequió una deliciosa paleta dulce logrando finalmente que el pequeño niño dejara de llorar y ella pudiera terminar de vendarlo.

Se encontraba trabajando en la pequeña pero mejorada clínica gracias al apoyo de su querido benefactor, cuando recibió un telegrama, se acercó al árbol que estaba al frente de la clínica para leerlo y pensó en subirse a él pero se dio cuenta que no sería el mejor ejemplo para el niño que precisamente por subirse a un árbol, había terminado tan lastimado. Finalmente la leyó, jamás pensó que algo así llegara a ocurrir pero sólo una emergencia y muy grave debería de ser para que ella le enviara un telegrama si siempre había sabido de todos ellos a través de sus frecuentes cartas y era ahora más que nunca que debía cumplir la misión para la que había nacido.

Doctor Martin! Doctor Martin! – gritaba ingresando en la clínica, como era su costumbre, corriendo.

Pero qué es lo que sucede Candy? – el bonachón médico se sorprendió pues ella siempre, a pesar de lo traviesa y espontánea que era, se mantenía serena como la enfermera que era.

Es terrible doctor Martin, léalo usted mismo pero es imperativo ir! – la muchacha le entregó el telegrama y el galeno se puso pálido y caminó preocupado de un lado a otro hasta que se detuvo frente a la ventana.

Sí, es imperativo ir Candy, sé que en donde viven tienen al médico que siempre los ha atendido pero me parece que se necesitará de más de una persona para que pronto todo vuelva a la normalidad, así que no te preocupes, iremos a ayudarles.

Gracias Doctor Martin! Muchas gracias! – le dijo la joven con los ojos llenos de lágrimas - Informaré de inmediato a la señorita Pony, no permitiré que nada malo les pase.

Descuida Candy, con buenos cuidados, muy pronto se recuperarán, es algo normal que algo así suceda en un lugar donde hay muchos pequeños, los contagios están a la orden del día.

Gracias Doctor Martin! Pero, qué sucederá con nuestros pacientes?

Ya lo pensé también, le diré a mi buen amigo Charles que los atienda en mi ausencia, es un buen médico y sobre todo de buen corazón, le diré que no les cobre la consulta ni el medicamento, ya haré yo cuentas con él cuando regrese ja ja ja. – Comentó finalmente el buen hombre.

No creo que haya problema doctor – sonrió Candy tiernamente – Afortunadamente contamos también con el apoyo de Albert así que dígale por favor que no se preocupe por sus honorarios, si los quiere cobrar por completo, después saldaremos cuentas, bueno doctor Martin, tengo que irme a preparar mi equipaje, saldremos mañana verdad?

A primera hora Candy, le respondió el médico.

Hasta mañana entonces doctor Martin! Nos vemos en la estación del tren! – Y salió corriendo esta joven llena de vida y de amor por sus semejantes – Señorita Pony, Hermana María, descuiden, ya voy a ayudarles! – dijo con firmeza y convicción reflejadas en su bello rostro.

Al día siguiente, en el pintoresco pueblo de Avon, un hombre de avanzada edad, muy culto y con mucha experiencia en su andar platicaba con su buen amigo el doctor Lennan muy temprano ese día, el doctor Lennan le explicaba la gran necesidad que tenía de apoyo pero lamentablemente el otro hombre no podía ayudarlo pues tenía muchos asuntos que atender sin embargo prometió que en cuanto pudiera con mucho gusto iría a ayudarle.

Pero de pronto una idea vino a su mente, claro! Sin duda él le ayudaría al doctor Lennan y le comentó:

Amigo mío, no te aflijas, le diré a mi hijo William que te asista, sin duda estará gustoso de ayudarte. William, por favor, ven aquí un momento – dijo el buen hombre, pero al no tener respuesta por parte de éste se preguntó en dónde podría estar y entonces una idea cruzó en su mente – Ven conmigo Lennan vamos al jardín – le dijo con una sonrisa.

William, hijo! – lo sabía, pensó el padre, pues el muchacho pasaba todas sus mañanas arreglando el jardín y cabalgando.

Buenos días padre, buenos días– dijo el joven saludando al doctor Lennan a quien no conocía.

Hijo, te presento a mi buen amigo el doctor Lennan, tenía muchos años sin verlo pero ahora que regresamos a Avon lo volví a encontrar en un pueblo cerca de aquí, él y yo estudiamos juntos – le dijo el afable hombre con una sonrisa.

Mucho gusto doctor Lennan! – dijo entusiasmado el apuesto joven con una amplia y dulce sonrisa y sus hermosos ojos azul cielo brillantes y sinceros – Me alegra mucho conocer a los amigos de mi padre, siempre quiero saber más detalles de su vida pues lo admiro y respeto mucho – en sus ojos se distinguía un amor sincero a quien llamaba padre y un sincero anhelo por conocer más.

El doctor Lennan se sorprendió muchísimo por la presencia de ese joven de quien no tenía conocimiento previo pero prefirió no decir nada hasta hablar a solas con su amigo, el doctor Charles Stephens.

Es un placer William – le dijo con una sonrisa, realmente no entendía nada el pobre hombre.

El doctor Charles rápidamente entendió la duda en su buen amigo así que desviando el tema y retomando el motivo de la presencia de su amigo por lo cual lo había visitado le dijo:

Querido William, el doctor Lennan está sumamente preocupado pues en estos momentos una casa hogar muy querida para él se encuentra con un brote de influenza y son muchos los niños a los que cuidar y atender, puesto que tú acabas de estudiar medicina y a pesar de mis consejos decidiste regresar aquí conmigo en lugar de quedarte en la ciudad, vaya si serás obstinado a veces, qué te parece la idea de ir a ayudarle al doctor Lennan con este caso?

Desde luego que iré padre – confirmó el joven con un genuino interés por los que necesitaban de su ayuda – Sabes bien por qué regresé, además me gusta más la vida aquí, quiero empezar todo nuevamente y forjarme un futuro cerca de este lugar – dijo con un brillo de decisión en sus hermosos ojos azules.

Claro, claro, muy bien, ya está dicho, te quedarás con el doctor Lennan en estos días que le estés ayudando pues ir y venir a Avon te tomará una hora más de camino así que sería muy pesado.

Así es, voy por mis cosas, en seguida regreso doctor Lennan! – y salió corriendo el joven de 20 años por su equipo médico hacia la sencilla pero preciosamente adornada casa llena de rosas y flores.

Mientras tanto los caballeros en el jardín caminaban hacia la casa, cuando el doctor Lennan le dijo al otro:

Oye Charles, te creía en Chicago, pues supe que estabas viajando mucho para allá…a propósito William es tu…?

Pero fueron interrumpidos al escuchar al joven bajar con paso seguro.

Casi terminaba de bajar las escaleras cuando preguntó despreocupado - Y a dónde iremos doctor Lennan?

No muy lejos de aquí, a un lugar llamado el Hogar de Pony.

El joven quedó estático al pie de las escaleras algo pálido, Acaso dijo el Hogar de Pony? Qué me sucede… ese lugar…. Algo hizo eco en su mente pero no dijo nada, siempre tuvo buen aplomo para enfrentar las circunstancias tan extrañas que lo rodeaban, nada lo detendría, ni siquiera las dudas.

Muy bien doctor Lennan, vayamos de inmediato a ese lugar.

Ese lugar nunca lo escuché, aunque busqué y pregunté en varios lugares por algún resquicio de mi vida y ahora que lo oigo nombrar algo dentro de mí vibró al ser pronunciado…será acaso que…? Mejor no pensarlo, el joven se dirigió entonces a la carreta del doctor Lennan con fe en que algún día lograría comprenderlo todo y mientras tanto daría lo mejor de sí mismo para formarse una vida con lo poco o mucho que ahora tenía.

Dos almas y dos corazones que aunque golpeados por la vida no se dejan derrotar, ahora emprenden un camino que el sabio y a veces cruel y juguetón destino, se encargará de reencontrar.

Me fui menos mortal de lo que vengo
Ustedes estuvieron, yo no estuve
Por eso en este cielo hay una nube
Y es todo lo que tengo

CONTINUARÁ….

Notas:

Bien, este es mi primer fic así que por favor no me llenen de jitomatazos jeje, este fic como ya habrán visto lo he escrito para un personaje en particular, bueno dos personajes, pero uno en particular, que es el que está en mi corazón, Anthony Brower, y sin duda nuestra queridísima Candy. Jamás acepté la muerte de este personaje tan encantador y lleno de vida que era él, tenía la valentía y rebeldía, la bondad y nobleza que formaban un carácter realmente adorable y definitivamente era el perfecto para Candy. Simplemente me encanta así que como ya se habrán dado cuenta será un Anthony & Candy fic.
avatar
Meichan
SOLDADO
SOLDADO

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 07/09/2012
Edad : 35
Localización : Lakewood

Volver arriba Ir abajo

Re: ALCANZANDO AL DESTINO - Anthony fic - Prólogo

Mensaje por Marijo Andley el Sáb Sep 22, 2012 1:10 pm

Wowwww me encantó, ire a leer los demas :corro:

_________________
Marijo Andley
avatar
Marijo Andley
GENERAL DE AVIACION
GENERAL DE AVIACION

Mensajes : 701
Fecha de inscripción : 21/06/2010
Edad : 21
Localización : VERACRUZ MEXICO

Volver arriba Ir abajo

Re: ALCANZANDO AL DESTINO - Anthony fic - Prólogo

Mensaje por Lore de Brower el Dom Oct 21, 2012 7:57 pm

ay amixxxx hasta ahora lo vengo leyendooooo y sabes queeee???????????????? :duda:

ME ENCANTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO :emocionada:

ya quiero leer lo que sigueeee
ayyy ya me ilucioneeee vdd q ese william es mi amorcitoooo???
di que siiiii qi que siiiiiii SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII :triste: :w20: :w20:
bueno spero el capituloooooo amixxxx


_________________
]
avatar
Lore de Brower
GENERAL DE TACTICAS MILITARES
GENERAL DE TACTICAS MILITARES

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 21/06/2010
Edad : 35
Localización : mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: ALCANZANDO AL DESTINO - Anthony fic - Prólogo

Mensaje por Meichan el Dom Oct 21, 2012 9:19 pm

jajajajajajajaja ay amix :w19: :w19: :w19: seeeeeeeee, lo que te diga tu corazón será jajajajaja, sigue tus intuiciones :ao: :ao: jajajaja ps mira q ya voy en el capítulo 13 creo mmm jajajaja la escritora no se acuerda de cuantos lleva XD

gracias por leer!!!!!! XD y espero tu actualización también :aplausos: :triste: :triste: jijiji

avatar
Meichan
SOLDADO
SOLDADO

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 07/09/2012
Edad : 35
Localización : Lakewood

Volver arriba Ir abajo

Re: ALCANZANDO AL DESTINO - Anthony fic - Prólogo

Mensaje por Lore de Brower el Dom Oct 21, 2012 11:00 pm

siiiiiii siiiiiiiiii siiiiii :w4: si esssss :w4:

y no me digas q noooo heeeeee jajajajajja pues stare al pendienteeee Wink

_________________
]
avatar
Lore de Brower
GENERAL DE TACTICAS MILITARES
GENERAL DE TACTICAS MILITARES

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 21/06/2010
Edad : 35
Localización : mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: ALCANZANDO AL DESTINO - Anthony fic - Prólogo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.